Conjunto de productos destinados a la preparación previa de las superficies para garantizar una óptima adherencia.

Limpiador: es aconsejable su uso en superficies especialmente grasientas o en superficies que no se logre obtener una limpieza óptima.

Primario: para superficies complicadas (plásticos, metales cromados, etc..) se aconseja el uso del primario para favorecer la unión de las partes.