Resinas sintácticas homologados en el mercado aeronáutico, especialmente diseñadas para la reparación de superficies, diferenciadas por su densidad que va desde 0,48 g/cm3 hasta 1,8 g/cm3, lo que permite la reparación de cualquier tipo de superficie o material, sin riesgo de modificar sus características o aumentar su peso.